• “El objeto de la educación es formar seres aptos
  • Para gobernarse a sí mismos
  • Y no para ser gobernados por los demás”.
  • Herbert Spencer
  • external image Obispo_Luis_Amigo.jpg
  • 1.1. COMUNIDAD TERAPEUTICA DE COLOMBIA.

  • Fecha de fundación: 6 de Septiembre de 1.982
  • Fundador: Padre Marco Fidel López
  • Ciudad Sede: Bogotá.
  • Sasaima. Cundinamarca.
  • Población: Adultos. Mixto
  • Historia:
  • La Asociación Comunidad Terapéutica de Colombia (COTECOL) desde septiembre de 1.982, ha operado con el modelo de Comunidad Terapéutica, y en concordancia con el carisma que distingue la misión de los Religiosos Terciarios Capuchinos y de la Federación Mundial de Comunidades Terapéuticas.
  • El pionero de esta nueva vertiente fue el Padre Marco Fidel López Fernández, quien como religioso educador y comunicador social presenta e implementa como actualización de la Misión Apostólica del Instituto de Religiosos, una experiencia - Las Comunidades Terapéuticas para drogadictos -, en la práctica Amigoniana.
  • La atención a los primeros usuarios que ingresaron a la primera etapa (Etapa de Acogida), se prestaba en el instituto psicopedagógico Amigó de Medellín, auspiciado por los recursos humanos, económicos y físicos aportados por los Terciarios Capuchinos.
  • En 1.983 se obtuvo la colaboración de la Fundación San Antonio de la Arquidiócesis de Bogotá trasladándose a ésta ciudad capital, donde en las instalaciones del Colegio Hogar San Antonio, vía a Usme, se desarrollo la etapa de Comunidad o (residencial).
  • En 1990 se traslada al la finca el triángulo en el municipio de Sasaima en el departamento de Cundinamarca, finca propiedad de la congregación de terciarios capuchinos, donde en la actualidad aún tiene su sede para la etapa de comunidad.
  • La etapa de acogida así como la de reinserción y los demás servicios en la modalidad ambulatoria se desarrollaron desde su llegada a Bogotá en las instalaciones del colegio Espíritu Santo propiedad de la congregación. En el año 2002 con aportes mixtos: Cotecol-Congregagación y colegio se adquiere una casa en la ciudad para desarrollar estos programas e instalar allí definitivamente su sede administrativa.
  • Servicios:
  • PROGRAMA DE PREVENCIÓN
  • Dirigido a entidades Educativas, Estudiantes, Familias, Docentes, Empresas y a la Comunidad en general; partiendo de un diagnóstico, con una metodología, encaminada a la construcción de un conocimiento colectivo en torno a la prevención.
  • CONSULTA EXTERNA DE PSICOLOGIA
  • Dirigido a toda persona que requiera atención y orientación psicológica a nivel individual, pareja o familiar (Problemas de comportamiento, conflictos de pareja, trastorno alimenticio, entre otros ).
  • PROGRAMA AMBULATORIO
  • Dirigido a personas de 16 años en adelante, quienes se encuentran iniciando el consumo de sustancias psicoactivas (alcohol, marihuana, etc.) y conservan una actividad estable (estudio y/o trabajo) además cuentan con el apoyo de la familia.
  • Duración: Aproximadamente de 6 a 7 meses
  • PROGRAMA DE TRATAMIENTO RESIDENCIAL
  • Dirigido a personas de ambos sexos, mayores de 18 años quienes presentan una problemática de adicción a sustancias toxicas y otras adicciones (ludopatía). Debe contar con red familiar de apoyo.
  • PROGRAMA DE FORMACIÓN, ENTRENAMIENTO Y CAPACITACION TERAPEUTICA ESPECIALIZADA. Dirigido a Profesionales interesados en recibir formación especializada en el tratamiento y prevención de adicciones.
  • ESPACIO PARA PRÁCTICAS Y PASANTIAS. Concedemos orientación, apoyo y acompañamiento a estudiantes de pre-grado de Psicología y Pedagogía Reeducativa y de la Especialización en Farmacodependencia para que lleven a cabo sus prácticas profesionales.
>
external image padre-pio-de-pietrancina-2.jpg

Fecha de fundación: 10 de Noviembre de 1986
Fundadores Padre. Marco Fidel López
Padre. Marino Martínez Pérez

Ciudad Sede: Medellín
Población Atendida: Adultos. Mixto

Historia:

La comunidad convivencial Luis Amigó tuvo su origen en dos circunstancias: La primera la gran demanda que por aquellos días se tenía de población originaria de Medellín que solicitaban ser recibidos en la denominada comunidad clásica ya establecida en Bogotá. Y la segunda, la originaria idea de su mentor el Padre Marcos López de crear un modelo paralelo a la COTECOL donde se pudieran mantener los elementos originarios de ésta pero con la posibilidad de agregarle innovaciones como el no ser una comunidad eminentemente de internado sino que tuviera la facilidad para la interacción del residente con su familia no solo en su contexto sino en el mismo seno del hogar de origen. Lo de convivencial relatan sus fundadores significa el cúmulo de convivencias, es decir el tratamiento se desarrollará en periodos cortos de lunes a viernes, la suma de éstos periodos determinara el éxito del tratamiento realizado. Así mismo al modelo terapéutico original de Cotecol, se le agregan los elementos eminentemente originarios de la filosofía y pedagogía Amigoniana. Su fundador el Padre Marino Martínez, refiere que la convivencial además de ser hija de la Cotecol, es la expresión mas Amigoniana en el modelo de comunidades terapéuticas puesta al servicio de la sociedad antioqueña.

En 1986 se seleccionaron, de los residentes que habían terminado su programa en Bogotá a tres quienes fueron capacitados en el curso de operadores para comunidad terapéutica y quienes posteriormente conformaron el staff de terapeutas. De los candidatos a ir a Bogotá se concretaron 16 residentes con los que se dio inicio a ésta experiencia el 10 de noviembre del mismo año.

Inicialmente y durante los primeros cinco años funcionó en las instalaciones del instituto psicopedagógico Amigó de Medellín para luego trasladarse a la sede campestre de la fundación universitaria Luis Amigó en el corregimiento de San Cristóbal donde actualmente funciona y desarrolla la etapa Residencial o comunidad. Las etapas de acogida y reinserción se desarrollan en modalidad ambulatoria en la sede principal de la misma universidad en la ciudad de Medellín, donde esta inserta al departamento de servicios comunitarios de esta universidad.


Servicios

La comunidad convivencial participa de la labor preventiva y formativa en el campo de las adiciones desarrollado por la fundación universitaria Luis amigó, es así como se ha convertido en el campo de prácticas, pasantías y escenario para el desarrollo de investigaciones en ésta área por parte de los alumnos de la universidad particularmente los pregrados de pedagogía reeducativa, desarrollo familiar, psicología y la especialización en farmacodependencias.

Fecha de fundación: 10 de agosto de 1987
Fundador Padre. Elmer Saldaña
Fray. Fernando Londoño
Ciudad Sede: Bello. Antioquia
Población Atendida: Adolescentes. Género masculino
Historia:

La comunidad Convivencial San José surge a partir de la necesidad que en la Escuela e Trabajo, hoy, Institución Educativa de Trabajo San José, se evidenció para atender de manera más especializada a los jóvenes que además de su dificultad Comportamental poseían problemas de uso, abuso y dependencia a sustancias psicoactivas. Ya desde los años 76 y 80 se habían diseñado grupos especiales para intervenir a los farmacodependientes, y se tenía por objetivo principal el que los muchachos tomaran conciencia de las consecuencias de su problema de adicción. Sin embargo, los resultados no eran suficientes.

A partir de la experiencia que ya poseían los Religiosos Terciarios Capuchinos con la fundación de la Comunidad Terapéutica de Colombia, se proponen hacer los estudios y adaptaciones necesarias para implementar el modelo con población adolescente. Desde el mes de mayo de 1987 se comenzó la adaptación de la infraestructura y con la participación de algunos usuarios jóvenes “importados” de la Comunidad Convivencial Luís Amigó se inaugura oficialmente el 10 de Agosto de 1987 la comunidad Convivencial San José, dentro de las instalaciones de la Escuela de Trabajo que lleva el nombre del patrono de la Provincia de los Terciarios en Colombia.

Poco a poco, los jóvenes infractores se fueron haciendo más conscientes de su problemática de adicciones y el amor exigente de los Amigonianos facilitó el crecimiento de la Comunidad Terapéutica tanto en número de adolescentes atendidos provenientes de toda Antioquia, como en la especialización de la técnica y contextualización para la idiosincrasia específica de la población paisa.

Son muchos los Religiosos y laicos – algunos de ellos egresados – que se han desgastado en la Convivencial San José entregando su “ contribución para ofrecer ” como reza la filosofía; entre ellos, Fray Fernando Londoño, Hermana Yolanda Romero, el Padre Idinael Bedoya, Sócrates Hurtado Rivas, Don Carlos Robledo, Luz Elena Jiménez, Juan Quintero, Fernando Gallego, Edison Viveros, Carlos Andrés Cataño, Juan Gabriel Muñoz, el Padre Norfan Betancourt Ospina y Fray Miguel Ángel Hernández S.

Actualidad y servicios:

Actualmente La Comunidad convivencial San José ha logrado posicionarse en toda Antioquia como un programa de alto impacto, que en la modalidad de comunidad terapéutica, atiende de forma especializada población masculina, adolescente, infractores de la ley y cobijados por medidas jurídicas establecidas en la ley de infancia y adolescencia del estado Colombiano.

COMUNIDAD TERAPEUTICA SAN GREGORIO

Fecha de fundación: 15 de Agosto de 1988
Fundador Padre. José Antonio López
Padre. Albeiro Saldaña
Ciudad Sede: Cota. Cundinamarca
Bogotá
Población: Adolescentes 12- 18. Años. Género masculino y femenino
Niños. 7-11. Años. Género masculino

Historia:
Pasaba el año de 1986, en el ambiente congregacional existe un gran impacto por el “boom” de la terapéutica de adultos, la COTECOL en la que todas las miradas en el campo del apostolado se habían puesto ya que era la gran respuesta para la atención de los drogadictos. Sin embargo los adolescentes, particularmente los de la sabana bogotana seguían sin ser atendidos y que mejor que trasladar esta modalidad de atención para esta población.

Un visionario de esos que ya casi no hay, de visita en la asamblea de la comunidad económica europea, (Bruselas Bélgica) invitado por la Oficina internacional católica para la infancia, plantea allí la necesidad de atender a éstos adolescentes drogadictos siendo su solicitud escuchada y atendida. Le piden presentar un proyecto que pudiera ser apoyado por éste organismo internacional. En una noche, relata el Padre José Antonio López el visionario de quién hablamos, superior provincial del momento, con la ayuda de colaboradores en Colombia, por vía telefónica y fax elaboran el proyecto que es presentado y aprobado en su totalidad. Dicho proyecto se justifica en la implementación de un programa especializado para la atención de adolescentes drogadictos de la ciudad de Bogotá y sus alrededores. Su sede principal se ubica en el kilómetro dos vía Siberia-Cota, y el programa ambulatorio en Bogotá en la Carrera 16a nº 48-84.

Se conforma un equipo interdisciplinario con el Padre Albeiro Saldaña a la cabeza, quién por aquellos días realizaba su entrenamiento para comunidad terapéutica en el centro italiano de solidaridad CEIS de Roma. Este equipo orienta su propuesta para desarrollar el proyecto en la conformación de una comunidad terapéutica para menores, siendo ésta la primera en su género en Latinoamérica.
external image P.+p%C3%ADo.bmp


Previo entrenamiento del equipo, disposición y adecuación de la casa seleccionada para ser sede del proyecto Finca San Gregorio, propiedad de la Congregación de Religiosos Terciarios Capuchinos y finiquito de detalles de carácter legal, el 1 de agosto de 1988, según lo contiene el decreto de erección canónica de ésta comunidad emitido por el Gobierno General en cabeza del Padre José Oltra superior general, se pone en marcha ésta obra congregacional y el primero de Agosto del mismo año se reciben los primeros 20 jóvenes remitidos por los jueces de menores de la ciudad y con quienes se inicia ésta experiencia. Se recuerda con gratitud a las personas que conformaron aquel equipo inicial. Dra. Martha Cardona, directora científica, Fray Idinael Bedoya, Padre Ambrosio Ojeda, Fray Gustavo Ramírez, Julio Cardona, Nelson Rivera, Fernán Gómez, Gonzalo Pineda, Gabriela Vera, fray Alberto Ortega.

En 1993 Se hace una reestructuración del modelo terapéutico liderado por la doctora Gloria de Salvador quien propone la implementación del modelo de comunidades terapéuticas breves para adolescentes. Esta propuesta terapéutica que se fundamenta en el enfoque sistémico, el abordaje clínico y la acción interdisciplinaria. Desde entonces es la característica de éste programa.

Actualidad y servicios:

En la actualidad la Comunidad Terapéutica Amigoniana San Gregorio se ubica como pionera y líder en el campo de la prevención, tratamiento y formación especializada en el abordaje de las adicciones para población infantil, adolescente y juvenil. Así mismo proyecta su futuro en la consolidación de la ciudadela terapéutica Amigoniana, proyecto estructural que pretende mediante la consecución de recursos, ubicar en ésta sede todos los programas de atención para personas con conductas adictivas existentes en la sabana de Bogotá y que son orientados por la congregación. Esto incluye la comunidad de adultos, la escuela de formación especializada en adicciones y los programas existentes en la actualidad.

Fecha de fundación: 18 de Mayo de 1992
Fundador Padre. Arnoldo Acosta
Ciudad Sede: Manizales
Población: Adolescentes 12- 18. Años. Género masculino.
Historia:

Los antecedentes históricos de ésta comunidad nos hablan de la escuela de trabajo La Linda donde a partir de la implementación de un programa de Reeducación y luego de la puesta en vigencia del código del menor de 1989 se comenzó a pensar en un centro integral que ofreciera atención especializada acorde a las problemáticas y características del joven y de la sociedad actual. Fenómenos como el uso indebido de drogas, conductas asociadas presentes en la población atendida, dieron origen a la implementación de estrategias de intervención en el uso y abuso de sustancias psicoactivas.

Desde la fecha de su creación 18 de mayo de 1992 por el padre Arnoldo Acosta hasta la fecha, el modelo de intervención, aunque ha sido objeto de ajustes y reorientaciones, ha mantenido la línea terapéutica ofrecida por las comunidades terapéuticas amigonianas que antecedieron a ésta obra.
En 1999 tras una evaluación amplia de la situación de los programas que conforman la Ciudadela Los Zagales, encabezada por el Padre Alberto Ortega, se concluye que es necesario cualificar y mejorar la intervención y dar prioridad a la atención terapéutica con los menores que son remitidos a la Institución, por lo que se empezó a abordar bajo una misma línea terapéutica los programas de Horizontes (centro de observación) y Nuevo Amanecer (comunidad terapéutica) buscando con esto crear interiormente las distintas fases y niveles de la Comunidad Terapéutica Amigoniana, para menores infractores y en protección remitidos por las autoridades de Manizales y el departamento de Caldas y que para efectos de atender su problemática de base serían atendidos bajo esta modalidad de tratamiento.

Actualidad y servicios:

Actualmente y luego que el programa de recepción se ubicará en las instalaciones de la ciudadela, el programa de comunidad Amigoniana se traslada a sus instalaciones originales en la casa posterior de la ciudadela en el año 2005, donde se dota de todos los elementos físicos y técnicos para la intervención de los jóvenes en modalidad de prevención y tratamiento en uso y abuso de S.P.A, con el manejo de un tratamiento dividido por etapas, fases y niveles y la aplicación del modelo de comunidades terapéuticas.

La comunidad terapéutica “Nuevo Amanecer” presta los servicios de atención individual a nivel de prevención y tratamiento a jóvenes con problemas de uso y/o abuso de S.P.A en internamiento y promoción de hábitos saludables a visitantes de Colegios y otras instituciones que lo requieran. Vinculación a redes municipales y regionales en la prevención y tratamiento en personas que usan y/o abusan de S.P.A.

IDA

Fecha de fundación: 15 de Enero de 1993
Fundador: Padre. Albeiro Saldaña
Ciudad Sede: Cajicá. Cundinamarca
Población Atendida: Adolescentes 12- 18. Años. Género masculino.
Historia:

En el año 1991 se inician labores en el centro de orientación juvenil Luis Amigó, institución dirigida por los Religiosos Terciarios Capuchinos, dedicada a la atención de menores infractores de Bogotá y el departamento de Cundinamarca. Desde sus inicios se evidencio el alto porcentaje de población afectada por las drogas y se convierte en una prioridad para la institución el procurar una atención especializada para esta población. Inicialmente se conforma un grupo de apoyo y orientación a cargo de Fray Alberto Ortega. El objetivo inicial era identificar los casos que debían ser atendidos en un programa motivacional con el fin de remitirlos a una comunidad terapéutica para que recibieran tratamiento.

Para el 15 de enero de 1993, bajo la dirección del Padre Albeiro Saldaña, se conforma el equipo interdisciplinario que es capacitado en el modelo de comunidad terapéutica e inicia labores con la etapa de enganche con los jóvenes que presentaban marcados problemas de uso, consumo y abuso de sustancias psicoactivas. Posteriormente se incorpora toda la estructura propia de la comunidad terapéutica Amigoniana con las etapas de Precomunidad y Comunidad, El principal eje de trabajo fue la familia del joven, Se le llamo LUZ DE VIDA, lo cual daba a entender una luz en el camino u oportunidad de cambio.
En 1994, la Comunidad Terapéutica Amigoniana Luz de Vida se dividió en dos casas y paso a ser parte y compartir con el programa de reeducación. Implemento las reuniones de los padres de familia para de ésta manera oficializar la Comunidad Terapéutica, contaba con un cupo para 90 jóvenes entre los 12 y 18 años e ingresaban remitidos por un Juzgado y/o Defensoria de Menores, sin ningún tipo de discriminación.

En 2003, se reduce el cupo a 45 jóvenes y a funcionar de nuevo en una sola casa por políticas de la Dirección. Desde entonces la Comunidad Terapéutica Amigoniana Luz de Vida, se encuentra inmersa dentro del proceso Reeducativo y con continuos progresos y reestructuraciones con el fin de mejorar la calidad en la atención de los jóvenes.
===
external image Untitled-11.gif

=


Fecha de fundación : 18 de Noviembre de 1994
Fundador Padre. Rafael Ernesto Gómez Senejoa

Ciudad Sede: Popayán. Cauca

Población Atendida: Adolescentes 12- 18. Años. Género masculino.
Historia:

En noviembre de 1994, se inicia en la ciudad de Popayán, la ejecución del proyecto Comunidad Terapéutica Éxodo, bajo la dirección del sacerdote terciario capuchino Rafael Ernesto Gómez Senejoa.

Entre el grupo de niños y adolescentes que remitieran las autoridades competentes al Instituto de Formación Toribio Maya, para ser reeducados; algunos presentaban problemas de adicción a sustancias psicoactivas S.P.A.

Estos jóvenes requerían de una atención especializada para superar su conducta adictiva; es así como se da respuesta a una necesidad prioritaria de la población atendida. Inicialmente se gesta este proyecto en la modalidad ambulatoria, servicio que se ofrecía en la jornada de la tarde de 2:00 p.m. A 6:00 p.m., en la cual se desarrollaban actividades deportivas, grupos de encuentro, análisis de situaciones, diario terapéutico y aseo.

No todos los usuarios del programa eran procedentes del instituto Toribio Maya, en la medida que los jóvenes y las familias requerían del servicio, se iba haciendo imperiosa la necesidad de adquirir y adecuar un lugar donde se pudiera albergar el grupo que mas que reeducación, necesitaba ser rehabilitado.

Se funda entonces la casa de la Esperanza, un proyecto liderado por prestigiosos ciudadanos payaneses encaminados a combatir el consumo de la droga; preocupados por la niñez y la juventud victima de este flagelo, le hacen el ofrecimiento a la comunidad de religiosos terciarios capuchinos para dirigir el programa en el lugar que hoy todos conocen como EXODO, zona rural kilómetro uno vía a Totoro. Se recuerda con cariño y gratitud a los religiosos Fray Fernando Alape, Fray Miguel Hernández, Padre Julio Cesar García y un grupo de terapeutas laicos que desde sus inicios hasta el momento han aportado sus conocimientos y su entrega generosa para la evolución y mantenimiento de ésta obra.

A través de los doce (12) años de experiencia, Éxodo ha evolucionado positivamente, el aprendizaje ha sido continuo y eficaz. El soporte científico, espiritual y humanístico que hoy orienta el quehacer pedagógico y terapéutico; proceso en el cual se reconocen los aportes dados por la CTA de San Gregorio y el apoyo del padre Alberto Ortega, quien desde el año 2004 empezó a reorientar desde su conocimiento y experiencia ésta comunidad hoy puesta al servicio de los jóvenes y familias de la ciudad y el sur occidente colombiano que en este centro buscan ayuda.

Actualidad y servicios:

Con la intención de ayudar a combatir éste flagelo social y de proteger a la niñez y adolescencia, La comunidad terapéutica Amigoniana Éxodo ofrece además del tratamiento en medio residencial los servicios de prevención formación y capacitación en el tema de las adicciones a las instituciones educativas del municipio y del departamento del Cauca. Atención en modalidad ambulatoria (programa día) a personas generalmente adultas que requieren apoyo en el manejo de su conducta adictiva. Participa en redes interinstitucionales y comités locales para la atención de ésta problemática. Es centro de prácticas, pasantías e investigaciones en convenios con instituciones universitarias.

=
TELEOLOGIA DEL PROYECTO AMIGO. COLOMBIA
=
Ayudar a los que necesitan no solo es parte del deber,
Sino de la felicidad.
(José Martí)

2.1 FILOSOFIA DEL PROYECTO AMIGO COLOMBIA

La filosofía de las Comunidades Terapéuticas fue escrita en 1960 por el educador
Richard Bieus, residente del programa de Synanon en la ciudad de Santa Bárbara, California, EU.

Esta oración escrita en un momento de crisis del autor, fue adoptada posteriormente por la federación mundial de las mismas y se reza en todas las comunidades que hoy son afiliadas a éste organismo. El proyecto Amigo Colombia y cada una de sus comunidades terapéuticas Amigonianas en calidad de miembro afiliado la adoptan también como su filosofía ritual y es un elemento importante en la dinámica de la comunidad. Indica el norte hacia dónde va dirigido el ser y quehacer de los miembros, se proclamada todos los días al iniciar la jornada y en momentos especiales. Esta filosofía reza así:

“Estamos aquí porque no existe refugio alguno donde escondernos de nosotros mismos. Mientras la persona no se confronte en los ojos y en el corazón de los demás, esta escapando. Mientras no comunica sus secretos no hallara reposo. El hombre que teme ser conocido no puede conocerse así mismo ni conocer a los demás; esta solo. Fuera de nuestros puntos comunes. Donde más podremos hallar tal espejo? Reunidos aquí la persona puede al fin de cuentas manifestarse claramente así misma, no como el gigante de sus sue ños ni el enano de sus temores, sino como un hombre, parte de un todo, con su contribución para ofrecer. Sobre este terreno todos podemos echar raíces y crecer, no ya solos como en la muerte, sino vivos para nosotros mismos y para los demás”

2.2 MISION


El proyecto Amigo Colombia con sus comunidades terapéuticas Amigonianas es un programa de carácter privado y sin ánimo de lucro, dirigido y administrado por la Congregación de Religiosos Terciarios Capuchinos de Nuestra Señora de los Dolores.
Ofrece tratamiento integral especializado a personas con conductas adictivas, uso y-o abuso de sustancias capaces de producir dependencia, comprometiendo al grupo familiar como factor de apoyo en la recuperación. Para restituir en el ser humano la dignidad que le corresponde en sus dimensiones biopsicosocial y trascendental.

Su acción está inspirada bajo los principios rectores de la Pedagogía Amigoniana y las políticas de la federación mundial de comunidades terapéuticas WFTC, el modelo de intervención está centrado en el enfoque psico-socio-educativo.

Contamos con una larga experiencia y tradición en esta área, con un equipo interdisciplinario especializado, con los recursos indispensables para su funcionamiento.

2.3. VISION


En el año 2015 el proyecto Amigo Colombia con cada una de sus Comunidad Terapéuticas Amigonianas habrá logrado posesionarse en el medio social como un programa líder en los procesos psico- socio- educativo a nivel de prevención y tratamiento de las conductas adictivas, en un espacio para la investigación especializada en adicciones, se constituya en centro de la capacitación y de asesoría técnica, con producciones literarias propias y en constante actualización

2.4 OBJETIVOS

2.4.1 OBJETIVO GENERAL

Ofrecer programas especializados de: prevención y tratamiento integral con énfasis psico-socio-educativo a personas con problemas de conductas adictivas, uso y/o abuso de SPA y sus familias. Así mismo adelantar procesos de investigación en el tema como soportes científicos del quehacer misional.

2.4.2 OBJETIVOS ESPECIFICOS

PERSONAL . (Orgánico, cognitivo, emocional, sexual)

• Fomentar una cultura del cuidado de la salud física y mental.
• Desarrollar funciones mentales básicas a través de la reflexión sobre sus experiencias, convirtiéndolas en aprendizajes significativos.
• Responsabilizar al individuo de sus emociones, sentimientos y afectos.
• Asumir su sexualidad de manera libre y responsable.

FAMILIAR .
• Resignificar la dinámica familiar mediante la intervención terapéutica.

SOCIAL.

• Potenciar habilidades, actitudes y destrezas para lograr una mejor calidad de vida.
• Formar en habilidades sociales.
• Desarrollar habilidades y responsabilidad para el trabajo.

ESPIRITUAL


  • Posibilitar el desarrollo de encuentros consigo mismo, con los demás, el entorno y con Dios.
  • Promover la identificación de la dimensión trascendente de la persona.
  • Acompañar el proceso de resignificación espiritual de la persona.


CULTURAL


  • Fomentar el arraigo cultural y sus expresiones.
  • Promover el respeto por l multiculturalidad y la diferencia.


PEDAGOGICO


  • Fomentar procesos de formación tendientes a favorecer el desarrollo integral de los usuarios.
  • Desarrollar procesos de educación formal, no formal e informal paralelos al proceso terapéutico.


2.5 VALORES AMIGONIANOS QUE INSPIRAN AL PROYECTO AMIGO COLOMBIA

• Sentido de pertenencia : implica el apasionamiento por lo que se hace, sintiéndose parte de la familia Amigoniana, cuidando todo lo que se tiene en beneficio de toda la Comunidad Terapéutica.

Transparencia : que nuestra forma de ser y nuestros quehaceres sean honestos y desde ellos se pueda mostrar la realidad del corazón.
Alta calidad : somos conscientes de la necesidad de ser afectivos y efectivos, porque todo nuestro servicio se hace con los más altos índices de calidad como demostración del profundo respeto por las personas y las instituciones y de dar lo mejor de lo mejor.
Compromiso : con nosotros mismos, con los proyectos de nuestras instituciones, con nuestros niños, adolescentes, jóvenes y sus familias, siendo fieles a los principios, la filosofía, la identidad, el carisma y el espíritu Amigonianos, así como a las leyes nacionales e internacionales que rigen y orientan nuestro quehacer.
Fortaleza : para defender el respeto y cumplimiento de los Derechos Humanos y en especial la primacía de los Derechos de los Niños, consignados en los documentos jurídicos de orden nacional e internacional.
Idoneidad : exigiéndonos continuamente en las capacidades personales y profesionales para atender más y mejor los procesos educativos, reeducativos y terapéuticos requeridos por nuestros usuarios, buscando incorporar los avances de las ciencias a las intervenciones y aportando todo lo que desde la experiencia, el estudio y la investigación de las realidades vamos logrando.

2.6. PRINCIPIOS AMIGONIANOS QUE INSPIRAN AL PROYECTO AMIGO COLOMBIA.


La acción Pedagógica Amigoniana en las comunidades terapéuticas tiene su base y fundamento en un enfoque netamente Humanista – Cristiano, y de acuerdo al pensamiento de su fundador, el Padre Luís Amigó, que concibe al ser humano como un proyecto de amor, ser integral, sujeto protagonista de su propia vida, miembro vivo de un contexto histórico y ambiental, con potencialidades y limitaciones.

Una persona con capacidad para enfrentar las adversidades de la vida, superándolas y saliendo de ellas fortalecido o con la fuerza necesaria para transformar su propia realidad, siendo consciente de la necesidad de ayuda y colaboración del otro.

Un ser que puede lograr ser consciente de su papel social, y de la importancia de saber que muchas personas le acompañan y esperan lo mejor de él.

Una persona capaz de hacer parte de la dinámica de los ciudadanos lideres, desde la cual puede proyectar un alto sentido de convivencia social, con los atributos necesarios para preparase a colaborar en la construcción de una sociedad mejor, mas justa y humana, aportando su contribución espiritual, material, política y social, que se hace en el acontecer cotidiano, un ciudadano capaz de optar entre la disciplina y el caos, entre la inmediatez y la trascendencia, entre valores y antivalores, entre la esperanza de paz y la realidad de la violencia que se sintomatizan en las familias y se proyectan en la sociedad.

Una persona con capacidad para adquirir las herramientas necesarias para desarrollar sus habilidades básicas, dentro de un proyecto de vida que le permita alcanzar su felicidad y realización humana, otorgadas desde su creación por DIOS.

Los principios Amigonianos que orientan la práctica pedagógica se sintetizan en:


  • Creer en la recuperación de los jóvenes.
  • Creer en la bondad natural de las personas.
  • Tratarlos con criterios de misericordia.
  • Educar al joven en su propio ambiente y con un sentido realista de la existencia.
  • Lo más importante es el hombre y no los problemas del hombre.
  • Propiciar siempre un ambiente de familia.
  • Educar a través de los juegos, actividades lúdicas, recreativas, artísticas y de estimulación de la creatividad.
  • Atender desde la individualidad y el derecho a la diferencia.
  • Acoger al joven como él es.
  • Preferencia por los más necesitados.